Publicaciones de la categoría: Opinión pública

Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo.

Resumen del libro de ese título, de Pascual Serrano, Ed. Península, Barcelona 2009.

NOTA: No es un resumen del libro entero, sino de sus capítulos primero y último. Los cinco intermedios son un repaso muy concreto a casos prácticos de manipulación informativa referida a cada uno de los cinco continentes. Espero que éste no sea de los resúmenes que te evitan acceder a un libro, sino de los que te empujan a leerlo.

Prólogo (Ignacio Ramonet)

Este libro es la prueba de que los medios desinforman. Su función es convencer, adherir al receptor a las ideas de los dominantes. Sin embargo, parece haber ya una cierta sensibilidad en la población frente a la manipulación mediática.

Plantea cómo funciona la nueva forma de la censura, la cual es propia del poder en sí, más allá de que se trate de una democracia o de una dictadura.

La ocultación de la información relevante sucede en un contexto de saturación de información banal, de bombardeo masivo. Ha sucedido como con la alimentación: del hambre al exceso, pero de productos insanos, que obligan al ciudadano consciente a buscar un circuito de distribución de alimentos orgánicos no dañinos.

El poder y la influencia de los medios llega a caviar de contenido la democracia, que acaba convertida en una competición entre empresas de relaciones públicas.

INTRODUCCIÓN

Los grandes temas del mundo están en los medios. Pero casi nadie entiende nada porque se nos da una información descontextualizada y sin antecedentes. Al final, hay dos tipos de ciudadanos, el mayoritario que consume mucha información manipulada y que en realidad sabe muy poco, y unas élites bien formadas que sí conocen la realidad; de éstas, unos defienden un sistema que les es beneficioso y otros, los críticos, se ven con problemas para conseguir llegar con su visión a la mayoría.

I – ASÍ FUNCIONA EL MODELO

Los periódicos y noticieros televisivos carecen de inspección o control de calidad, pese a que las normas generales de derechos humanos y las constituciones hablan del derecho a recibir información veraz y opiniones.

Es el emisor quien llama al periodista, le informa de lo que quiere, no le deja preguntar y no permite comprobaciones. Completándolo con pseudofuentes (las decorativas, las que ponen la ‘nota humana’, la ‘gracia’, que según estudios llegan al 23%), el periodista elabora un producto llamativo y que se entienda fácil. Al final del proceso, se consigue una población desinformada o creyente en datos erróneos (por ejemplo, que Sadam Hussein es el responsable del 11-S).

Ese periodista, carente de seguridad laboral, no puede quejarse y actuar de otra manera sin correr riesgo.

CÓMO SE SELECCIONA LA INFORMACIÓN

Los medios reciben cada día toneladas de información, por lo que es crucial la decisión de sobre qué se informa y a qué se le da prioridad para convertirlo en los asuntos del día (agenda setting). Para ello funcionan filtros:

FILTRO 1 : MAGNITUD, PROPIEDAD Y ORIENTACIÓN DE LOS BENEFICIOS DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

A finales del s. XIX y principios del s. XX, al industrializarse la prensa, dejaron de ser posibles los medios de comunicación de los trabajadores. Ya no podía crearse uno sin grandes inversiones que estaban fuera de su alcance. Cierto que pequeños medios locales pueden subsistir, pero aún éstos se nutren de las informaciones de las cuatro grandes agencias de noticias: Associated Press, United Press International, Reuters y Agence France Press.

Se fue produciendo una concentración de medios informativos en manos de empresas que poseían medios de distintos formatos (diarios, radios, televisiones, revistas, …). Pero ahora esos grupos son parte de grandes emporios económicos, industriales o financieros, para los que funcionan como un sistema de relaciones públicas, en el que se inyecta dinero con la publicidad del grupo y en la que se aumenta la tirada con regalos al comprador.

FILTRO 2 : LA PUBLICIDAD COMO FUENTE PRINCIPAL DE INGRESOS

Si inicialmente el periódico se financiaba con el precio de venta, al entrar la publicidad ésta trastorna el mercado. Quien es usado como medio por los anunciantes, puede permitirse invertir más, e incluso bajar sus precios. Quien apenas consigue publicidad es más caro y debe cobrar menos por los anuncios.

¿Son los anunciantes neutrales y por tanto funcionan correctamente las leyes del mercado? En primer lugar, el público objetivo de la publicidad es muy diferente, así que obtendrá más anuncios el medio que se dirija a la gente más rica, más gastadora. En segundo lugar, es falso que los anunciantes no tengan ideología o no cuiden que las noticias del medio no les dejen en mal lugar. Se nota especialmente allí donde el sistema (por ejemplo, las televisiones en latinoamérica) funciona con patrocinadores por programa: habrá espacios críticos que jamás encuentren un patrocinador.

El sistema ha cambiado: el medio no nos vende información a nosotros. El medio nos vende, como público objeto de publicidad, a los anunciantes. Lo que contribuye a que el medio rebaje la calidad de la información, o la banalice, o la llene de basura, si eso le da más audiencia que vender a las empresas anunciantes.

FILTRO 3 : EL SUMINISTRO DE NOTICIAS A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

En el mercado hay que reducir costes, y es mucho más barato enviar a un periodista a una rueda de prensa que hacerle investigar. Las fuentes institucionales u oficiales pueden suponer más del 65%. Por esa vía, esas fuentes deciden de qué se habla; y, por tanto, de qué no. Son además fuentes interesadas, partes en el asunto. Al final, los medios están hablando sobre lo que nos dicen de lo que pasa, y no sobre lo que pasa.

Esas fuentes, además, preparan mucho mejor las noticias, incluyen material de archivo, lo presentan fácil y bonito, invitan, hablan en lugares cómodos para los periodistas.

Las fuentes oficiales tienen también una aureola de veracidad y neutralidad (incluso cuando son partes en un conflicto) y a veces se disfrazan de “analistas” o “expertos”.

FILTRO 4 : LAS “CONTRAMEDIDAS” Y CORRECTIVOS DIVERSOS COMO MÉTODO PARA DISCIPLINAR A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los lobbies, fundaciones y grupos de poder empresarial tienen suficientes capacidades financieras y políticas para presionar y boicotear cualquier medio que se escape de la línea general.

¿PASA LO QUE NOS CUENTAN?

En ocasiones, los medios mienten, pero no les conviene hacerlo demasiado, porque si se descubre pierden mucha credibilidad. El funcionamiento es más complejo que mentir, está más en la forma de escuadrar las noticias, su empaquetado, extensión, ubicación, tono, titulares…

Los medios se retroalimentan y entran en contraprogramación. Por eso, cuando una noticia es seguida por uno, todos se vuelven hacia ella, y dejan de informar de otras cosas… y de esa misma noticia a la semana siguiente, cuando desaparece de la agenda.

Informan, además, para abaratar costes, desde lejos, con fuentes que no están en el lugar de los hechos.

Se aprovechan las circunstancias de “exceso de realidad” (concepto de Baudrillard, por ejemplo en el 11-S) en que la conmoción disminuye la racionalidad, para inocular su interpretación.

Sobre el mismo tema (por ejemplo, derechos humanos) se aplican parámetros de valoración completamente diferentes si el país de que se habla es ‘amigo’ o ‘enemigo’.

No se habla de ciertos asuntos. El “Proyecto Censurado”, de universidades estadounidenses, emite cada año un informe de las veinticinco noticias más importantes censuradas por los grandes medios.

SIN CONTEXTO NI ANTECEDENTES

La información se presenta sin contexto, lo que hace que en realidad no se entienda.

Por una parte, se simplifica; se considera que el producto no debe ser muy elaborado, para llegar a todo el mundo, por lo que se rebaja el lenguaje, desaparecen los matices. Al final, todo queda siempre en el maniqueo buenos / malos.

Por otra, la prisa en emitir también hace que la información se desprovea de lo que permitiría entenderla. El periodista llega y al rato ya está transmitiendo, sin informarse, o simplemente le pone el micrófono a alguien que pasaba por allí. No se trata de comprender qué pasa, sino de asistir a un acontecimiento.

Cuanto más superficialidad, menos reflexión. Por ejemplo, con la miseria se harán noticias muy “humanitarias” sobre el hambre, o conciertos con esa ‘causa’, pero no se informará de las condiciones económicas que la provocan.

El no contextualizar no es banal. La misma cantidad de muertos en China que en India dará lugar a abundante información anticomunista en el primer caso (haciendo del comunismo el contexto), y a mucha menos información y en términos de catástrofes naturales en el segundo (omitiendo el contexto capitalista).

El lenguaje audiovisual tiene a neutralizar el pensamiento. Por una parte, el vídeo intenta provocar sentimientos; como el espectador vive esos sentimientos como ciertos, exporta esa presunción de veracidad a la información que ve con las imágenes. Por otra parte, la existencia o no de material audiovisual es crucial para que una noticia llegue a antena.

EL LENGUAJE

Se utiliza un lenguaje que aparenta información, neutralidad y distanciamiento, cuando en realidad se está informando, parcialmente y con implicación del medio. Se intenta que el lenguaje parezca virgen, no tocado por humanos; la mejor propaganda es la que parece información.

Por otra parte, ese lenguaje omite, se autocensura expresiones concretas, como “clase social”, cuya existencia se obvia y se sustituye por etiquetas identitarias (religión, región, raza, …).

Hay un conjunto de etiquetas descalificadoras que se repiten sistemáticamente. Los profesionales se apuntan a ese lenguaje formalmente aséptico para que no parezca que tienen opinión propia.

También se utiliza la desaparición del sujeto actuante (los combates ‘estallan’, los manifestantes ‘mueren’, el hambre ‘aumenta’, …, omitiendo quién y por qué inicia un combate, quién ha matado a esos manifestantes, por qué ha crecido o quién ha hecho aumentar el hambre).

EL LENGUAJE EN LA ECONOMÍA

En la información económica es donde el lenguaje está más lastrado, porque sólo hay una verdad válida: la útil para los propietarios de los medios, el neoliberalismo.

Así, toda medida que anule las mejoras sociales y de los trabajadores serán “reformas”, se llamará socialista “moderno” al que se haya vuelto privatizador, se dejarán caer frases como “pese a ser de izquierdas ha intentado mantener a flote la economía” o “EEUU seguirá siendo el garante del sistema de reglas internacional”.

ADSCRIBIRSE LA OPINIÓN PÚBLICA

Si cuando los medios transmiten noticias intentan hacer creer que la realidad es lo que cuentan, cuando opinan, en lugar de reconocer que es su postura editorial, suelen esconderse detrás de “la opinión pública”, “un clamor popular”, …, sin ninguna prueba de que se trate de algo generalizado. Por esta vía obtienen en el receptor una percepción de legitimidad.

EL ETNOCENTRISMO Y LAS JERARQUÍAS

La mayoría de las noticias se centran en lo que pasa en el mundo occidental, prescindiendo de buena parte de los temas del Tercer Mundo. Esa perspectiva occidental es la que se hace que se hable más de obesidad que de hambre, o que se dé más importancia a los animales en África que a los africanos.

Los noticiarios encuadran como normales relaciones de jerarquía entre los países, en las que unos gobiernos reprenden a otros.

DETRÁS DE LOS LÍDERES

La prensa sigue a los líderes, a los gobernantes. Incluso si ellos van a un lugar donde se ha generado una noticia importante, el líder visitante y sus declaraciones serán más importantes que el suceso.

SILENCIO CON LAS MARCAS

Cuando una noticia de carácter negativo sobre el mundo empresarial o económico es inevitable, los medios tienden a omitir el nombre de la empresa o sus marcas comerciales, para que no se vean perjudicadas.

Igualmente, las empresas logran colocar como noticias lo que no son sino informaciones publicitarias.
EL FALSO PLURALISMO
Diversos mecanismos de fingimiento de pluralismo: A menudo, el medio da dos versiones opuestas de un hecho, aportadas por ambas partes, pero no intenta contrastar cuál es la cierta, incluso si se trata de un hecho objetivo y mensurable.

También se realizan debates en los medios que, en realidad, sólo recogen diversas variantes de una opinión, omitiendo que hay gente que plantea una postura radicalmente diferente.

Otras veces se informa con una total equidistancia, omitiendo el contexto y la información que permitiría al receptor posicionarse (¿es Francia en 1942 un “conflicto entre fuerzas alemanas y guerrillas francesas”, que es como se presentan muchas noticias actuales, o hubo una invasión previa de Francia por alemanes?).

FUENTES Y ANALISTAS

El número de fuentes por cada noticia es bajísimo. Algunos estudios dan un número medio por debajo de la unidad (¿?) y más aún en los telediarios.

Los grandes grupos de poder son expertos en colocar en los medios como “analistas” a personas cargadas de su ideología.

SILENCIO / PORTADA

El uso de agenda setting por los medios es eficaz. Se observa por ejemplo al preguntarle a la gente cuáles son los problemas principales y cuáles los suyos: en el primer apartado aparecerán los sugeridos por los medios.

El llevar a portada cualquier suceso de un país ‘enemigo’ y ocultar todos los del país ‘amigo’ también genera una percepción falsa de la realidad. Países muy poblados y con muchos incidentes no aparecen, mientras que Cuba o Bolivia continuamente.

II – EUROPA, SIN CONOCER LO QUE PASA EN CASA

NO RESUMIDO. (La Constitución Europea, Yugoslavia, emigración, proceso de Bolonia, …).

III – AMÉRICA LATINA, ¡QUE VIENE EL POPULISMO!

NO RESUMIDO. (Venezuela, Cuba, Colombia).

IV – EE.UU., TODO BAJO CONTROL

NO RESUMIDO. (Katrina, elecciones presidenciales).

V – ASIA, LA “GUERRA CONTRA EL TERRORISMO” Y EL DOBLE RASERO DOMINAN LA AGENDA

NO RESUMIDO. (Palestina, Iraq, Afganistán, Líbano, China).

VI – ÁFRICA, EL GRAN OLVIDO

NO RESUMIDO. (Ruanda, Somalia, Sáhara, Kenia).

VII – ¿QUÉ HACER?

En primer lugar, no hay que olvidar la responsabilidad del Estado en defender nuestros derechos a informar y a recibir una información plural y veraz. Es un derecho constitucional y de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

PREGUNTAS ANTE UN MEDIO

Hemos de fijarnos en quiénes son sus dueños, porque está claro que eso influye en lo que nos cuentan y cómo y en lo que nos ocultan. También hemos de conocer si esos dueños forman parte de un grupo económico más amplio. Y fijarnos en quién les contrata la publicidad.

DEFENSA Y DESCONFIANZA

Ante los medios, tenemos que darnos cuenta de que abundancia no significa pluralidad, y que neutralidad e imparcialidad son tópicos. Debemos plantearnos:

  • ¿La información la ha elaborado el medio o es una comunicación de una parte interesada (incluidos “estudios”)?
  • ¿El hecho tiene la importancia que le dan? Hay que comparar con sucesos similares de otros países para ver si lo están sobredimensionando.
  • ¿Se ocultan o se identifican correctamente las fuentes y los “analistas” o “expertos”? ¿Intenta el medio arrogarse la “opinión pública”?
  • ¿Lo que cuentan es un hecho o la versión de una parte?
  • En un conflicto del que nos muestran varias opiniones, ¿son de todas las partes o son matices de la misma?
  • Si el mensaje es audiovisual, ¿se ha dramatizado (representado)?
  • ¿Hay una fuerte carga emocional en el mensaje audiovisual que nos predisponga a favor de una parte?
  • Pensemos en el contexto: ¿nos lo han contado?, ¿sabemos las razones de ese enfrentamiento?

OJO AL SÚBITO SATÁN

Cuando observemos que, de una manera coordinada, los medios empiezan a contarnos graves violaciones de los derechos humanos en un país, debemos desconfiar, puesto que a menudo son la fase inicial de una agresión militar o económica desde nuestros países. Debemos estar atentos a:

  • Las comparaciones con lo que sucede en países cercanos. ¿Nos están enseñando lo que pasa en uno y ocultándonos lo que sucede en el de al lado?
  • Por malos que sean “los malos”, ¿se nos están transmitiendo sus argumentos o se ocultan?
  • Cuando se criminalice la violencia o el disturbio, pensemos si se han sufrido previamente agresiones igualmente o más graves como el hambre, la enfermedad no tratada, el abuso.
  • Desconfiemos de las expresiones de buenos y malos (“terroristas” / “fuerzas de paz”).

PARTICIPAR / PROTESTAR

Aunque las posibilidades son muy escasas (cartas al director, llamadas a emisoras de radio, comentarios en los medios de internet), no hay que dejar de usar todas las vías para hacer ver a los medios que nos hemos dado cuenta de su mala praxis en tal o cual información. Y si no nos hacen caso, hacer llegar esa queja y ese silencio subsiguiente a medios alternativos.

También hay que apoyar y exigir la publicación de los estudios científicos sobre la información que elaboran los observatorios de medios (y que éstos suelen ocultar).

SI SOMOS EMISORES

Informar de lo que nos afecta es un derecho constitucional. No sólo de lo que nos ha sucedido personalmente, sino de todo lo que nos importe.

Es importante preparar bien la información (cuanto mejor elaborada, más fácil es que un medio perezoso la use): que además de opinión contenga datos, contexto.

Y hacerla llegar a los medios grandes y a los alternativos.

OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Relación de medios alternativos de internet en información internacional:

Medios mixtos, en papel, radios, televisiones:

ALGO DE PACIENCIA

Curiosamente, somos resignados frente a los medios de los poderosos, y sin embargo estrictos y rigurosos con los medios alternativos, de los que esperamos más. Debemos ser más flexibles y pacientes con ellos, no dando por sentado que estén de acuerdo con nosotros al cien por cien. Y deberíamos ser muy participativos en ellos.

EL REFERENTE INTELECTUAL

Es una cuestión polémica, pero el rechazo a los referentes intelectuales, analistas de trayectorias intelectuales y éticas muy serias, es un error. Y no casual, sino que es consecuencia de que desde el macartismo se ha fomentado el desprecio al intelectual crítico.

BITÁCORAS

Aunque evidentemente suponen una perspectiva muy personal, no hay que dejar de usar también las bitácoras de quienes nos parezcan referentes intelectuales para informarnos.

Algunos cuentan en sus blogs lo que no pueden contar en sus trabajos en los medios.

SI NOS HEMOS PERDIDO

Si ante un tema interesante nos sentimos desbordados, porque los medios nos bombardean con sus píldoras continuas de información descontextualizada y tramposa, en vez de dedicar más y más tiempo a esos medios para conseguir entender algo, debemos serenarnos y buscar algo diferente.

Preferentemente un libro, o reportajes en profundidad. Para ello buscaremos en nuestros referentes intelectuales o en la recomendación de personas u organizaciones que, por su trayectoria, nos parezcan fiables.

ELIJAMOS NOSOTROS

Puesto que los medios viven de vendernos a nosotros, como audiencia, a las empresas publicitarias, no hemos de dejarnos llevar por el aluvión de pseudoinformación que nos invade. Les estamos regalando nuestro tiempo.

Debemos seleccionar, elegir, acceder a la información que nos interesa. Es la misma línea que supone el reproductor de mp3 e internet frente a atender a las radios y las televisiones con sus anuncios, sus miles de banalidades entre cada cosa que nos interesa.

PERIÓDICO PERSONALIZADO

Lo interesante sería construir nosotros cada día nuestro propio periódico, entresacando de medios comerciales y alternativos los artículos que nos interesan.

TECNOFILIA / TECNOFOBIA

Si es una visión falaz ver las nuevas tecnologías como una conspiración contra nosotros, también hay que estar muy atentos a no quedarnos en un flujo cerrado de vida entre informadores e informados virtuales, que no tenga incidencia social. La realidad está en la calle y es ahí donde se puede cambiar la verdad de las cosas.

A la vez, hay que defender la red para que el mundo informativo deje de parecer unos sordos dirigiéndose a unos mudos.

UN LLAMAMIENTO

La sociedad está muy escindida entre un grupo muy bien informado que toma decisiones ejecutivas y grandes masas que se sientan pasivamente y reciben información parcial, atontadora. Hoy día, como esas masas pueden votar cada cuatro años, los primeros han tenido que aprender a ser verdaderos especialistas en la “fabricación del consenso”, han de transmitir la sensación de que se informa, se comprende, se debate.

Estar informado es un derecho, pero también un deber. Renunciar a ello es incapacitarnos para ser libres.

EPÍLOGO

El sistema de medios de comunicación tiene buen nombre y los ciudadanos le dan mucha importancia. Ahora bien, tiene muchos menos controles democráticos que los propios políticos, y son cualquier cosa menos informadores desinteresados.

Su poder es un verdadero peligro y, frente a ellos, lo que nos queda es trabajar en inocular en la ciudadanía pensamiento crítico, una cierta desconexión que anule el carácter de receptores pasivos que no cuestionan nada, para conseguir personas con pensamiento propio, conscientes de la complejidad del mundo y buscadores de su propia información.

Anuncios

“No pienses en un elefante. Lenguaje y debate político”, de George Lakoff

Carácter: Resumen.

Origen: libro editado por Editorial Complutense, 2007. 

Disponible también en PDF (ver página de descargas).

 PRÓLOGO

             Los marcos de referencia son estructuras mentales que conforman nuestra forma de ver el mundo, nuestras metas y planes. Forman parte del inconsciente cognitivo. No podemos acceder a ellos conscientemente, pero sí por sus consecuencias y a través del lenguaje. Nuevos marcos, que suponen cambiar lo que se entiende por sentido común, y que provocan cambio social, requieren un nuevo lenguaje.

 

   PRIMERA PARTE – TEORÍA Y APLICACIÓN

(La primera parte del libro reúne textos anteriores, por lo que se indica la fecha de cada uno)

 

 

  Capítulo I (enero 2004)Enmarcar para recuperar el discurso público 

            No hay que pensar en un elefante: nunca hay que discutir con el adversario utilizando su lenguaje, porque implica su marco, no el tuyo.

            Al estudiar los marcos conservadores, llegué a la conclusión de que los norteamericanos utilizamos continuamente la familia como metáfora de la nación. ¿Cuáles son los ‘valores familiares’ que se usan continuamente? Hay dos modelos:

 MODELO DE LA FAMILIA DEL PADRE ESTRICTO 

            El mundo es peligroso. Siempre habrá ganadores y perdedores. Los niños nacen malos, porque el bien cuesta y ellos quieren hacer lo que les place. Hace falta un padre estricto que proteja y sostenga a la familia y que enseñe a los niños la diferencia entre el bien y el mal. Mediante el castigo (incluso físico) se enseña al niño a obedecer. Gracias a esto se consigue disciplina y autosuficiencia. La búsqueda del propio interés garantiza la prosperidad y por tanto la moralidad (Adam Smith: si todos siguen su propio interés, la ‘mano invisible’ beneficia a todos). Los que ayudan ‘porque sí’, los redentores, interfieren y hacen que el sistema no funcione correctamente. Por tanto, los programas sociales son inmorales. Y hay que premiar a los buenos, recortándoles los impuestos, con lo que no queda dinero para los malos. Sí valen las subvenciones, porque premian a los buenos, a los que ganan. Lo mismo en política exterior. Si eres bueno, no puedes renunciar a tu autoridad moral. Negociar, preguntar a otros, es inmoral. En política exterior se usa la teoría del actor racional (el que actúa según su propio interés): tu interés será que el país esté económicamente sano como su PIB, sus empresas, no que lo estén todos los individuos. Los países atrasados son niños. Se les dictan normas, se les castiga si no las cumplen (FMI).

 MODELO DE LA FAMILIA DEL PADRE PROTECTOR 

            Padre y madre son igualmente responsables. Los chicos son buenos, pero pueden mejorar. Crianza: empatía y responsabilidad. Empatía implica protección (de crimen y drogas, de tabaco y accidentes de tráfico, de contaminación y aditivos tóxicos). Tienes la responsabilidad de enseñar a ser feliz. Otros valores asociados: libertad, oportunidades y prosperidad, honestidad, comunicación bidireccional, comunidad (servicio, cooperación).

 

            Hay seis tipos de progresistas: socioeconómicos (dinero, clase social), identitarios (liberación de los grupos oprimidos), ecologistas (sostenibilidad), libertades civiles, espiritualistas (comunitaristas), antiautoritarios. Rara vez se unifican, lo que sí vienen haciendo los conservadores desde 1964 (Barry Goldwater). Ellos apoyan a sus intelectuales, invierten en los medios.

             Mitos de los liberales y progresistas (buenos, pero perjudiciales): la verdad nos hará libres, o sea, basta con contar la verdad para que la gente se dé cuenta. Pero no funciona así. Si la verdad que contamos no encaja en un determinado marco, rebota. Otro mito: las personas normales son racionales, así que razonan –y votan- en atención a sus propios intereses; pero no: un 35% piensa que está o que tiene perspectivas de estar en el 1% superior de la pirámide, ¿y el otro 65%?, no votan por sus intereses, sino por su identidad, sus valores. Un tercer mito erróneo: el marketing, se hacen las propuestas de acuerdo con encuestas de mercado, se segmenta éste para presentar ofertas diferenciales; pero no funciona y sólo sirve para ‘centrar’ las propuestas, girar a la derecha; el 35-40% tiene el modelo de padre estricto, cerca del 35% el modelo del padre protector, es al resto al que hay que ‘activarle’ el marco que nos interesa (usan los dos en distintas facetas de su vida). Se usa a veces el lenguaje orwelliano hablando de una cosa para hacer la contraria; hay que fijarse en cuando los conservadores usan ese lenguaje, porque nos indica dónde son vulnerables. Ellos aprenden y enseñan a los suyos cómo utilizar ese lenguaje.

            Los demócratas a menudo padecen hipocognición, carencia de ideas o de un marco prefijado, simple, evocable con un par de palabras. Un ejemplo para superar la hipocognición: al hablar de los impuestos, se pueden presentar de forma coherente con nuestro marco: son una inversión, son nuestro pago de la cuota por ser norteamericanos, quien no lo paga es un traidor. Sólo mediante tiempo y repetición estas ideas se asientan en nuestras sinapsis.

            Los demócratas siempre están a la defensiva. La derecha tiene think tanks con fuerte financiación; las instituciones progresistas tienen menos donaciones, y tienden a ser más específicas, para esto o aquello, menos disponibles en su uso. La derecha gasta lo suyo en defender todo un sistema moral, por eso crea infraestructuras (escuelas, becas) ideológicas. La izquierda gasta su dinero en apoyar a individuos con problemas, no planifica, no invierte a largo plazo (y a quién hay que ayudar, es un colectivo que crece, conforme la derecha va acabando con los impuestos y las ayudas sociales).

            También hay que fijarse en las ‘iniciativas estratégicas’, aquellas que cambando algunas cosas bien escogidas obtienen efectos automáticos en muchas otras áreas, por ejemplo los impuestos o la reforma del derecho de daños (menos financiación para los demócratas, menos protección medioambiental, laboral o de los consumidores). Hay algún ejemplo, poco, de iniciativa estratégica en la izquierda, como la Iniciativa Nuevo Apolo (pasar los subsidios de las industrias del carbón y gas a las energías alternativas).

            Igualmente, las ‘iniciativas de pendiente resbaladiza’, aquellas que si consiguen provocar algo, desatan otros efectos de forma imparable (por ejemplo, la evaluación de las escuelas => recorte de subvenciones a las malas => fomento de las privadas => abandono de las públicas).

            Once ideas a poner en práctica: 1. Reconoce lo que los conservadores han hecho bien y nosotros mal. 2. No pienses en un elefante, no te sometas a su marco. 3. Decir simplemente la verdad no funciona: enmárcala. 4. Habla siempre desde la propia perspectiva moral. 5. Entiende bien lo que dicen ellos, de dónde viene, prevelo. 6. Piensa estratégicamente. 7. Crea iniciativas de pendiente resbaladiza. 8. Recuerda que los votantes eligen no por sus intereses, sino por sus valores. 9. Únete y coopera con otros progresistas, aunque sean de intereses diferentes. 10. Se proactivo, no reactivo. 11. Intenta activar tu marco en los indecisos, no gires a la derecha buscándoles.

 

 

  Capítulo II (octubre 2003)¡Entra en escena el Terminator!

             Este capítulo aplica el método de análisis de los modelos de padre protector y padre estricto a la elección de Schwarzenegger como Gobernador de California. Insiste en que aunque hay electores que votan por identificación con sus intereses, muchos otros lo hacen por identificación con los valores y con los estereotipos culturales asociados.

            Ambos modelos están en todos los electores. En algunos de ellos, uno está activado y el otro en pasivo, aunque presente. En otros muchos electores, ambos modelos están activos y se usan uno u otro según el ámbito. Por ejemplo, las mujeres tienden al modelo de padre protector, pero una situación de miedo tiende a activar el modelo de padre estricto. Por eso los conservadores usan tanto el 11-S, las “alertas naranja”, etc.

            La campaña demócrata de Davis se basó en el marketing, en buscar temas importantes, ver qué quería la gente y proponerlo, aunque fuera desplazarse a la derecha. Fracasó en transmitir un modelo moral integrado. Y perdieron.

            Aparte de esto, se mencionan, también como marcos (¿?) diversas líneas interpretativas de la victoria de Schwarzenegger sobre Davis, y se muestra lo que se deriva de esos marcos y lo que cada uno de ellos oculta.

 

  Capítulo III (febrero 2004)¿Qué hay en una palabra? Muchas cosas, si la palabra es “matrimonio”

             El matrimonio confiere una importante serie de beneficios. Pero éste es sólo su aspecto material. Como institución cultural es la expresión pública de un compromiso para toda la vida basado en el amor.

            Contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, los conservadores hablan de definición y santidad. Los progresistas tienen que rescatar esos dos conceptos. La definición no tiene como elemento que sean personas del mismo sexo, y la santidad está en el compromiso público de amor para toda la vida. Que el matrimonio es heterosexual es un estereotipo.

            De los dos modelos familiares, el del padre estricto requiere un modelo de hombre a quien admirar. En el modelo del padre protector funciona también el estereotipo del matrimonio heterosexual, pero no hay nada que excluya el matrimonio del mismo sexo.

            ¿Por qué los conservadores hablan de defender el matrimonio? Porque saben que ceder ahí ataca a sus valores morales (incluso las uniones civiles son peligrosas). Hay dos tipos de liberales en este tema, para los pragmáticos el matrimonio gay es beneficioso, aunque lo que aporta se puede conseguir con las uniones civiles; los progresistas idealistas quieren un matrimonio en toda regla, un compromiso público, con sensación de normalidad, es una cuestión de libertad personal, honestidad y dignidad humana. No vale (como hacen los candidatos presidenciales del Partido Demócrata) decir que es un tema religioso y no estatal. El marco correcto para los liberales es responder a esta cuestión con “creo en la igualdad de derechos, el Estado no puede decirme con quién debo casarme”.

 

  Capítulo IV (agosto 2004)Metáforas del terror

             Todo lo que sabemos está incrustado físicamente en el sistema neuronal de nuestro cerebro.

            Las imágenes de los ataques a las Torres Gemelas y su derrumbe llaman a una metáfora de imágenes en las que los edificios son cabezas, las ventanas ojos y un avión impactando es un balazo en la sien. Al caerse, veíamos un cuerpo humano derribado. Es un lenguaje metafórico inconsciente; se disparan nuestras neuronas-espejo, que son las responsables de la empatía.

            Imágenes metafóricas: Todo bajo control (las torres son símbolos de poder, su caída de la pérdida de éste); imaginería fálica (los aviones penetran en un símbolo fálico, percepción de sufrir una violación); una sociedad es un edificio; en pie (lo que se viene abajo hace cuestionarse si el poder y la sociedad perdurarán); edificios como templos del capitalismo comercial; nuestra mente nos engaña (la pérdida del skyline da la sensación de que Manhattan se está hundiendo); infierno (restos carbonizados y humeantes).

            ¿Cómo usa este suceso la Administración? Primero se habló de crimen, luego ya de guerra; se usaron metafóras arriba/abajo, hombre/animal.

            En el marco del padre estricto, el mal es algo real, palpable, constitutivo. Existe en sí, no depende de causas sociales. Nosotros somos constitutivamente buenos y tenemos la obligación de ser fuertes, ser débil es fomentar el mal, no exhibir fuerza es inmoral. La lucha contra el mal puede provocar males menores justificables (recortes de libertades, daños colaterales, etc.). Seguridad como contención (escudo anti misiles).

            El mensaje conservador de castigo y venganza se ha impuesto sobre la visión liberal de justicia, comprensión y contención. Hay al menos tres causas del terrorismo religioso, de las que la Administración Bush habla sólo de la tercera:

                     Visión del mundo, la explicación religiosa. Afecta sólo al fundamentalismo, no al islam moderado. Odian nuestra cultura; temas como la posición de la mujer, la teocracia, los santos lugares, la visión de los occidentales como cruzados invasores, la yihad, el concepto de martirio. Esta primera causa sólo la pueden combatir los musulmanes moderados.

                     Condiciones sociales y políticas, culturas de la desesperación. Muchos no tienen nada que perder, habría que ver país a país las condiciones que conducen a esa desesperación para ponerles fin.

                     Medios, las condiciones que lo hacen posible. El liderazgo de Ben Laden, países anfitriones, apoyo financiero, células informativas. 

Hace falta una visión liberal, progresista que no sea simplemente una negación de la conservadora. La idea es responsabilidad. Empatía para entender a los otros. Competencia y eficacia. Atacar todas las causas. Tener cuidado. Ser descuidado (por ejemplo, bombardeos masivos), no ocuparse de las causas, es irresponsable.

 

En política exterior, los problemas del mundo no pueden resolverse con iniciativas de un solo Estado. Hay que reconocer la interdependencia global, Estados Unidos será un lugar mejor si el mundo es un lugar mejor. Hace falta una política exterior basada en valores (educación de la mujer, energías renovables, proveer de comida, agua, salud, derechos). Normas morales “nutrientes” (nurturant), protectoras, empatía y responsabilidad, honestidad, interdependencia, violencia mínima. Multilateralismo, interdependencia y cooperación internacional. Una política moral no puede caer en lo que hacen los terroristas, violencia contra personas inocentes. Hay que acabar con el terrorismo promovido por los propios Estados Unidos.

En política nacional también ha habido un giro conservador aprovechando el 11 de septiembre. Por ejemplo, el uso de fondos de la Seguridad Social para la guerra, prospecciones petrolíferas en Alaska por razones de seguridad nacional. Recortes de libertades civiles. Consideración de traidor para todo el que se oponga a la política de la Administración.

 

  Capítulo V (marzo 2003)Metáforas que matan 

En política exterior se usa una metáfora de personalización de los Estados Unidos y de Irak, de manera que la guerra es contra Sadam Hussein, aunque las bombas caigan sobre miles de personas.

Esa metáfora de persona-nación tiene otras implicaciones: naciones adultas y naciones infantiles, las que están en vías de desarrollo, a las que hay que enseñar y sancionar. Irak es un gamberro adolescente. Se aplica el modelo del actor racional, en que cada nación actúa según sus intereses, para la preservación de sus activos.

La guerra justa usa la metáfora nación-persona y los relatos de autodefensa y liberación. Siempre hay una víctima y un villano, ella inocente e irreprochable, él comete un crimen inicial. En el caso de Irak, Bush y Powell han convencido a los ciudadanos yanquis de que Sadam Hussein encubre a Al Qaeda o d que tiene armas de destrucción masiva. En el cuento de la liberación, las víctimas son los iraquíes o sus vecinos, a quienes Hussein está amenazando.

Al aceptar todas estas metáforas y cuentos, la guerra de Irak parece una guerra justa, pese al conocimiento de los hechos. ¿Por qué, pese a conocer los hechos, se creen el cuento? Porque la gente piensa en términos de marcos y metáforas. Si los hechos los contradicen, se mantienen los marcos y los hechos se ignoran.

 

  Capítulo VI (septiembre 2003)Traicionar la confianza: más allá de la mentira 

Fuimos a la guerra para defender el país de los terroristas y para liberar desinteresadamente a los iraquíes con grandes sacrificios. Eran mentiras, pero la mayor parte de los americanos se lo creyeron, junto con las armas de destrucción masiva y la relación Sadam Hussein – Al Qaeda.

¿Es mentira? No es eso lo que a la gente le importa. La gente se fija en: “¿él se lo creía?”, “¿intentaba engañar?”, “¿trataba de aprovecharse?”, “¿el tema era serio o trivial?”, “¿era sólo retórica política?”.

Las mentiras se han desvelado. Pero en lo que hay que insistir es en la traición de la confianza. Los representantes en el Congreso, los soldados, han de poder fiarse de lo que les dice el Presidente. En realidad, los intereses eran económicos, no la autodefensa ni la liberación, por eso otros países no siguieron a Estados Unidos. Bush traicionó la confianza.

 

 

   SEGUNDA PARTE – DE LA TEORÍA A LA ACCIÓN  Capítulo VII – Lo que quiere la derecha 

 

Tendencias generales comunes del pensamiento de la derecha radical:

DIOS. Padre estricto con leyes que definen el bien y el mal. Quiere que los buenos manden y que la virtud se recompense con poder. Castiga.

CRISTO es la segunda oportunidad de plegarse al poder de Dios.

ORDEN MORAL. Las relaciones tradicionales de poder definen un orden moral natural.

MORAL. Conjunto de reglas sobre obedecer a la autoridad. Disciplina interna aprendida desde la infancia por medio del castigo.

ECONOMÍA. La disciplina moral lleva a la prosperidad. Por eso en principio los ricos son buenos y los pobres indisciplinados. Que se abra la brecha entre ellos es bueno. El mercado libre es bueno porque al actuar cada uno en su beneficio se multiplica el de todos. La regulación es mala.

GOBIERNO. Los programas sociales son inmorales, eliminan el incentivo de la disciplina moral. Debe proteger la vida y la propiedad privada, promover la moral y la religión.

EDUCACIÓN. Juntas escolares y profesores han de ser estrictos y disciplinadores. Financiar a los padres para que puedan elegir, y no a las escuelas.

SALUD. Es responsabilidad de los padres, no de los contribuyentes.

MATRIMONIOS HOMOSEXUALES. Atacan directamente el sistema de valores.

ABORTO. Lo mismo, pero, además, ayuda a colectivos inmorales: adolescentes solteras practicando sexo ilícito y mujeres profesionales que quieren retrasar su maternidad. Castigarlas haciéndoles tener sus hijos. Hay progresistas que son anti aborto, pero éstos reconocen que es una decisión muy dura para la mujer y quieren protegerlas a ellas y a los niños.

NATURALEZA. Está para ser usada en beneficio humano.

CORPORACIONES. Al maximizar sus beneficios lo hacen también con los de la sociedad.

REGULACIÓN. Interfiere la marcha de la libre empresa.

DERECHOS. Limitados por la moral del padre estricto.

DEMOCRACIA. Limitada a la existencia de tres poderes separados, elecciones, mercados libres, libertades civiles básicas, medios de comunicación.

POLÍTICA EXTERIOR. Estados Unidos es una superpotencia porque sus valores son los buenos. Hay que extenderlos por el mundo.

GUERRA CULTURAL. Liberales y progresistas amenazan a la sociedad buena, sus valores familiares y religiosos. Son elitistas.

 

  Capítulo VIII – Lo que une a los progresistas 

Visión global: una comunidad familiar, generosa, que se preocupa y se responsabiliza de los demás.

Los VALORES PROGRESISTAS: Preocupación por los demás y responsabilidad; protección; realización en la vida; justicia; libertad; oportunidades; prosperidad; comunidad; servicio; cooperación; confianza; honradez; comunicación abierta.

Los PRINCIPIOS que realizan estos valores: Equidad, igualdad, democracia, Gobierno para un futuro mejor, ética en los negocios, política exterior fundada en valores.

DIRECCIONES POLÍTICAS: Economía centrada en la innovación, Seguridad basada en la fuerza militar y en las alianzas diplomáticas, Salud asequible para todos los ciudadanos, Educación pública bien financiada, Medio ambiente limpio, saludable, seguro y preservado, Energía renovable, Apertura gubernamental, Igualdad de derechos, Protección a consumidores, trabajadores, jubilados, inversores.

Las diez palabras de la derecha son: Defensa fuerte, Mercados libres, Impuestos bajos, Menos Gobierno, Valores familiares. Las nuestras: América fuerte (no sólo militarmente), Amplia prosperidad (para lo que no vale sólo el mercado), Futuro mejor, Gobierno eficaz y Responsabilidad compartida.

 

  Capítulo IX – Las preguntas más frecuentes 

¿Por qué el padre estricto es masculino y los padres protectores neutros? Es un estereotipo, pero la madre se ve como más cariñosa, menos protectora y menos estricta. En el modelo protector, la responsabilidad de ocuparse es de ambos.

¿Los republicanos son el “partido de Papá” y los demócratas el “partido de Mami”? Esa es la visión del modelo de padre estricto, la mujer madre es vista como permisiva.

¿Cuándo surgen los modelos de familia estricta y protectora? Son modelos antiquísimos. Ya en la Inglaterra preamericana, los cuáqueros son de estilo protector y los puritanos de estilo estricto.

¿El modelo de padre estricto implica falta de amor y el de padres protectores falta de disciplina? No, el padre estricto puede aplicar una disciplina amorosa y los padres protectores sancionan con la pérdida de privilegios a quienes son colaboran y se responsabilizan.

¿Cómo son de complejos los dos modelos? Todo el mundo se rige por los dos modelos (estén activados o en pasivo) y a veces se utilizan modelos distintos en facetas diferentes de su vida. Se puede ser educado en un modelo y luego rechazarlo y sentirse más del otro. En la aplicación personal de cada modelo, hay tres dimensiones: se puede ser más ideológico o más pragmático, más radical o más moderado, aplicarlo más a los fines que a los medios o al revés.

¿Cuál es la diferencia entre el reenmarcado y la tergiversación o la propaganda? Tergiversar es manipular mediante un marco, colocar algo embarazoso en un marco inocente para que parezca bien. Propaganda es también manipulación, intentar que la gente haga suyo un marco que no es verdad.

¿Por qué los progresistas no sacan partido de las cuestiones polémicas? Porque los conservadores llevan mucho tiempo pensando en cómo se hace y nosotros no. Hay que aprender a encontrar y utilizar cuestiones “cuña”, que se introducen y dividen su campo y que puedan funcionar como “pendientes resbaladizas”, temas que lleven a darse cuenta de otros anexos en cascada.

¿Es la religión intrínsecamente conservadora? ¿Es el progresismo incompatible con las creencias religiosas? No, lo que sucede es que la comunidad religiosa conservadora está organizada y la progresista no, aparte de que es mal vista por los progresistas laicos. Para los conservadores, Dios Padre premia y castiga; todo el mundo peca alguna vez, pero Cristo sufrió mucho para generar un “crédito moral” que permite el perdón, si uno se pliega a él, a la disciplina moral de las iglesias y sus ministros. Para el cristianismo liberal, Dios es caritativo y nos da su gracia, inmerecidamente, pero hay que acercarse a Él para recibirla.

¿Qué es una iniciativa estratégica? Dos tipos, la de “pendiente resbaladiza” en que un paso en un tema relativamente sencillo pone ante la gente el marco que quieres hacer visible. El otro tipo, es utilizar cuestiones no directamente políticas (matrimonio gay, aborto) para poner en evidencia la aplicación de uno de los modelos.

¿Reenmarcar es encontrar frases apropiadas y convertirlas en titulares de prensa? No, no sólo son palabras y frases, sino las ideas que hay detrás.

¿Se puede alcanzar a los conservadores, con su poderosa infraestructura? Hay que invertir en medios, en enmarcado y en lenguaje. La ciencia está de nuestra parte.

¿Cómo funciona la infraestructura conservadora? La investigación de los conservadores es privada, y no se explicita como lo que es, pero influye muchísimo en los medios. La mayoría son conservadores y en los que no, muchas veces por falta de recursos, se utilizan noticias e informaciones que ya están enmarcadas por otros.

¿Por qué parecen tan unidos los conservadores? Se reúnen todas las semanas (Grover Norquist).

¿Cómo se responde a una iniciativa estratégica republicana? No es fácil. Lo mejor es reenmarcar de manera más amplia, resituar el tema en un contexto más general y ahí aplicar el propio marco de referencia.

Si la gente se guía más por sus marcos que por los hechos, ¿dejamos de hablar de éstos? No, son importantes, pero sólo son eficaces si se presentan correctamente enmarcados.

¿Los valores progresistas contradicen los valores tradicionales norteamericanos? No, son valores patrióticos: igualdad, emancipación, gobierno para el pueblo, servicio público, cooperación internacional.

 

  Capítulo X – ¿Cómo se responde a los conservadores? 

Confiando en que los valores progresistas son los mejores valores tradicionales norteamericanos. El modelo de padre estricto ha sido derrotado en los temas importantes a lo largo de nuestra historia (esclavitud, sufragio femenino, seguridad social, derechos civiles, …). Activando el modelo progresista pendiente en todos. Respetando y escuchando. Debatiendo civilizadamente, sin gritos, manteniendo la calma, con humor, sin perder el control. No actuando a la defensiva, haciéndose la víctima, no suplicando, transmitiendo optimismo. Siendo firmes, razonadores, patriotas, mostrando conocimiento de los hechos. No pretendiendo convencer a todos, sino a los biconceptuales. No basándote sólo en hechos, sino enmarcándolos. Reenmarcando sus preguntas. Siendo sincero, sin montajes y sin prestarse a ellos. Usando historias, preguntas retóricas. Empezando por hablar de los valores. Preparando los temas. Usando cuestiones polémicas como “cuñas”. Desvelando sus insinceridades y su lenguaje orwelliano, reenmarcando lo que dicen. Hablando siempre de unirnos en torno a los mejores valores, si ellos quieren dividir, nosotros respetarnos civilizadamente.

En resumen:

                     Sé respetuoso.

                     Responde cambiando el marco.

                     Piensa y habla desde los valores.

                     Di lo que piensas.

     

 

 

 

“Variables que influyen a la hora de formar una opinión en los sondeos”, de Raúl López Cazorla.

 

Carácter: Resumen.

Origen: “Diagonal”, 19 julio 2007. 

 

El sociólogo John Zaller estableció cuatro reglas y dos conclusiones: 

  1. Recepción y conocimiento. Para cada tema, hay ciudadanos más informados que otros. Cuanto más cercano nos es un tema, más formada tenemos nuestra opinión y menos manipulable es ésta.
  2. Aceptación. Los encuestados tienden a rechazar las opiniones que consideran que contradicen su ideología.
  3. Disponibilidad. Las opiniones dominantes o más extendidas son las que más presión ejercen sobre las respuestas de los encuestados.
  4. Respuesta. Si los encuestados reciben respuestas alternativas, elegirán la más cercana a sus planteamientos ideológicos o la intermedia.

 Las conclusiones son que las opiniones críticas y alternativas sobre una opinión dominante pueden acabar socavándola y que las opiniones más cercanas a las experiencias y conocimientos de los encuestados no se pueden manipular desde los medios.